Tipos de hidrataciòn en el deporte

El tipo de bebida elegida para hidratarse dependerá del tipo de actividad física, intensidad y duración.

Hay que tener en cuenta que cualquier tipo de actividad deportiva produce eliminación de cierta cantidad de agua y electrolitos y que van a darse necesidades específicas que dependerán de múltiples factores como: 

  • Condiciones fisiológicas individuales

  • Tipo de deporte

  • Momento de la temporada

  • Condiciones ambientales

  • Género

  • Dieta 

  • Nivel de aclimatación al calor. 

No obstante, dependiendo del tipo de actividad deportiva, factores ambientales, características y duración de la competición se deberá tener en cuenta la realización de un protocolo de hidratación adecuado, utilizando una bebida idónea para cubrir las necesidades hídricas del deportista antes, durante y después del entrenamiento y/o evento, ya que se sabe que la hidratación es el factor más importante para mantener la salud en el deportista.

Los objetivos de la bebida para hidratar en el deporte son:

  • Aportar Hidratos de Carbono (HC)

  • Reposición de electrolitos, especialmente de sodio

  • Reposición hídrica

El agua potable, bebida hipotónica, es la bebida de hidratación por excelencia en actividad física leve/ moderada o de duración inferior a la hora.1

En ejercicios intensos de más de 1 hora de duración, se recomienda consumir 30- 60 gramos de hidratos de carbono por hora de actividad con la finalidad de retrasar la aparición de la fatiga. Las bebidas de hidratación isotónicas están indicadas en este tipo de actividad. La característica de este tipo de bebidas es su similar concentración de solutos (azúcares y electrolitos) respecto a la sangre. La ingesta de 150- 350 ml de BEBIDA DEPORTIVA con 6-8% de hidratos de carbono, 20-30 meq/l de sodio y una osmolaridad menor a 400mOsm/l cada 15- 20 minutos es suficiente para mantener el rendimiento

En el post ejercicio, la ingesta de agua sola tendrá como consecuencia una rápida caída de la osmolalidad plasmática y de la concentración de sodio que, a su vez, reduce el impulso de beber y estimula la diuresis. Por lo tanto, el consumo de sodio durante el período de recuperación ayudará a retener los líquidos ingeridos y ayudará a estimular la sed. La ingesta de bebidas hipertónicas, cuya concentración de solutos es mayor a la concentración sanguínea, está indicada en el post ejercicio, para la recuperación rápida del glucógeno muscular.

1 ONZARI, MARCIA. FUNDAMENTOS DE NUTRICIÓN EN EL DEPORTE. BUENOS AIRES. EL ATENEO. 2014

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Daniel (domingo, 12 abril 2020 16:13)

    Me encanta este tipo de articulos

  • #2

    Erika gomez (domingo, 12 abril 2020 17:00)

    Me encanta hidratarme con spayk. Gracias por enviarme el artículo